Sahasrara Chakra

Se fortalece piernas y pies, glándulas pituitaria y pineal.

 

 

 

 

EQUILIBRIO Y ESTABILIDAD LUMBO-PÉLVICA

 

En los asanas de equilibrio, el cuerpo se encuentra en posiciones “raras”,  sin puntos habituales de apoyo.

Este hecho permite entrenar el aparato vestibular.

El centro de gravedad del cuerpo humano se encuentra en la zona lumbo-pélvica.

El estado de este condiciona a menudo una buena postura, la salud de la columna y, consecuentemente,  de los órganos internos. Por lo tanto, en la vida diaria es importante, no sólo el tono muscular, sino también la estabilidad de toda la estructura:  pelvis, articulación de muslo, abdominales inferiores, etc.

En los asanas de pie y equilibrio aprovechamos la fuerza de gravedad para fortalecer especialmente el área lumbo-pélvica.

SE FORTALECE PIERNAS Y PIES

 

Las piernas fuertes y flexibles, a su vez condicionan la salud pélvica-lumbar.

No se trata sólo de la fuerza muscular, sino también de la estabilidad de las articulaciones, incluyendo los pies y los dedos.

En la clase de hoy vamos a entrenar no sólo caderas, rodillas y espinillas, pero también los pies.

Estiraremos las plantas de los pies, las que, como bien se sabe contienen un gran número de terminaciones nerviosas asociadas a los órganos internos.

En las poses especiales estiraremos también las articulaciones de los dedos de tus pies, logrando un efecto de masaje profundo.

HIPOTÁLAMO, GLÁNDULA PITUITARIA Y PENEAL, CAPACIDAD DE AUTO-OBSERVACIÓN 

 

Cuando realizamos los ejercicios de equilibrio, para lograr la máxima estabilidad, hay que “agarrarse” con la mirada de un punto en el suelo, pared o techo.

Tal concentración visual en el yoga se llama “trataka” y tiene un efecto interesante.

Los ojos a través del sistema nervioso simpático se vinculan directamente con la glándula pineal.

El control del sistema simpático se efectúa en parte en el hipotálamo. El que a su vez se vincula con la glándula pituitaria.

Por lo tanto, un ejercicio aparentemente tan simple como una concentración visual es un factor estimulante de las tres glándulas más importantes.

Además, la combinación de trataka y posturas para trabajar el equilibrio desarrollan muy eficazmente la capacidad de concentración y auto-observacion ya que el resultado directo de la atención dispersa es una pérdida de equilibrio.